Diferencias entre el Samsung Galaxy S9 y el Galaxy S8

Por:  - Martes 12 febrero, 2019

 i en el salto del Galaxy S7 al Galaxy S8 algunos sintieron cierta decepción al no ver actualizada la cámara del terminal, ahora puede suceder lo mismo con el diseño del Samsung Galaxy S9 frente al del Galaxy S8. Aunque esta vez porque ambos son prácticamente idénticos en apariencia. Por lo que se pierde lo que podríamos denominar el efecto “uau” que supone estrenar un teléfono nuevo.

Lo único que a simple vista delata que tenemos en la mano un Galaxy S9 en lugar de un Galaxy S8 está en su parte trasera. En el Galaxy S9 Plus encontramos dos cámaras en lugar de una. Mientras que en el Galaxy S9 sólo encontramos una cámara, pero tanto en la versión estándar como en la plus del S9 el lector de huellas dactilares ya no se encuentra a la misma altura que la cámara.

Si en el salto del Galaxy S7 al Galaxy S8 algunos sintieron cierta decepción al no ver actualizada la cámara del terminal, ahora puede suceder lo mismo con el diseño del Samsung Galaxy S9 frente al del Galaxy S8. Aunque esta vez porque ambos son prácticamente idénticos en apariencia. Por lo que se pierde lo que podríamos denominar el efecto “uau” que supone estrenar un teléfono nuevo.

Más noticias

Lo único que a simple vista delata que tenemos en la mano un Galaxy S9 en lugar de un Galaxy S8 está en su parte trasera. En el Galaxy S9 Plus encontramos dos cámaras en lugar de una. Mientras que en el Galaxy S9 sólo encontramos una cámara, pero tanto en la versión estándar como en la plus del S9 el lector de huellas dactilares ya no se encuentra a la misma altura que la cámara.

 

 

El diseño se mantiene en la parte delantera, pero en la parte trasera encontramos diferencias

Esto fue uno de los aspectos más criticados del diseño del Galaxy S8, pues se producían constantes errores a la hora de usar ese componente y se terminaba poniendo el dedo sobre el cristal del objetivo. Tampoco es que en el Galaxy S9 esto no pueda seguir sucediendo, pues el sensor de autentificación de huellas se encuentra justo debajo de la cámara.

Pero por lo que pudimos comprobar en nuestra toma de contacto de contacto con el Galaxy S9 en su presentación, es cierto que ahora es más complicado equivocarse. Aunque no imposible. Nos cuesta entender porque Samsung no ha optado por colocar el lector de huellas dactilares en el centro de la parte trasera del terminal, como por ejemplo ha hecho Google. Seguramente esto tiene que ver con la construcción de las fundas protectoras, pues tendrían que llevar un hueco en esa zona.

El Galaxy S8 (en la foto) en su parte frontal es muy similar al Galaxy S9.

El Galaxy S8 (en la foto) en su parte frontal es muy similar al Galaxy S9. (Ramón Peco)

Pero más allá del diseño hay otras características que varían del Galaxy S8 al Galaxy S9. Añade sonido estéreo frente a su predecesor que no lo incluía; dispone de un nuevo sistema para crear emoticonos mediante realidad aumentada; y debuta con Android 8, que aún no ha llegado al Galaxy S8; y por los primeros test realizados por especialistas también parece que la pantalla ha mejorado su calidad.

 

 

Pero las tres cosas más importantes que cambian del Galaxy al S8 al S9 son estas: la cámara, la gran protagonista de este nuevo Galaxy; su procesador mejorado, una de las cosas que se esperaba con impaciencia tras el salto en rendimiento que dio la última generación del iPhone; y el sistema de autentificación mediante sensores biométricos.

La cámara

En el terreno de la imagen el nuevo Galaxy añade como principal novedad en el modelo Plus una cámara dual. Esta permite disfrutar de un zoom óptico de dos aumentos con estabilización. Algo que sin duda es una buena noticia para los que quieran usarla para por ejemplo hacer retratos.

También es llamativo el salto de luminosidad de la cámara principal en el Galaxy S9 y en el Plus: se pasa de una abertura de f/1.8 a una de f/1.5. Sobre el papel puede parecer poco, pero en la práctica en escenas con escasa luminosidad esto marca una diferencia importante. Además la luminosidad varía entre f/1.5 y f/2.4. Algo que desde Samsung dicen que se debe a que la luz puede ser excesiva en escenas demasiado iluminadas. Finalmente, en el terreno del vídeo se añade un espectacular modo de cámara lenta que alcanza, con ciertas limitaciones, los 960 fps. También se incorpora la grabación en modo 4K a 60 fps.

 

 

últimas noticias