Ni absurdos ni disparates Óscar ¡eso es un plan!

Por:  - miércoles 24 abril, 2019

El pasado 22 de abril nuestro hermano Oscar Medina escribió un articulo bajo el título ¨Absurdos y Disparates¨, el cual nos llamó poderosamente la atención, no necesariamente por su contenido, ya que es un relato de como el grupo minoritario del Partido de la Liberación Dominicana se ha aliado con los enemigos tradicionales de esa agrupación política, sino porque lo que se desprende de lo narrado es un ¨tufo¨ a torpeza e irracionalidad, que para nosotros es imposible que personas que asumimos como inteligentes, se hayan convertido de repente en los mas tontos del planeta.

Y la verdad es que toda la polvareda que se ha levantado en los últimos días con una lluvia de declaraciones desde el sector ¨leonelista¨ en contra del gobierno del PLD, parece, tal como lo describe Oscar, la suma de todas las irracionalidades de parte de quienes se supone deberían ser los principales defensores de la obra de gobierno del Presidente Danilo Medina, a quien se supone aspiran a heredar, según ellos mismos confiesan, en la fecha cualquesea que abandone el Palacio Nacional.

Solo que las descripción de hechos sucesivos que plantea el articulo de marras es tan racional y lógica, que nos ha permitido ver el tema desde una perspectiva diferente, porque lo que parece ser es que antes ser algo absurdo y disparatado, todo lo que esta ocurriendo en los últimos meses, no es mas que parte de un plan ¿genial? para dividir al PLD y formar tienda aparte con una candidatura armada con partidos alternativos de parte de Leonel Fernandez y su grupo.

Desde hace meses todo lo que ha estado ocurriendo dentro del partido de gobierno parece ser irracional, absurdo y disparatado, porque no sabemos a quien se le ocurre que es algo normal y corriente la actitud que se ha asumido desde la presidencia de ese partido en contra del gobierno que se supone fue su propuesta en las elecciones pasadas, mas que eso, que el propio presidente del PLD, Leonel Fernandez, haya sustituido desde dentro a una oposición externa débil y fragmentada.

Hablamos de que quien debió asumir la defensa absoluta del actual gobierno, lo que evidentemente es su papel como presidente del partido que lo representa, prefirió formar desde dentro tienda aparte, convertirse en cabeza de grupo renunciando en la practica a ser participe de las virtudes y defectos del proyecto político que prohijó su organización en las elecciones pasadas, ¿y nosotros estamos clamando por racionalidad?.

Como ahora vivimos el mundo político al revés, suponemos entonces que lo que existe es un plan para provocar una división del PLD y con esto, según los cálculos de los mas fervorosos y radicales agentes tuiteros del leonelismo, provocar la derrota de sus compañeros de partido, que suponen ellos les rogarán que no se vayan pues eso, de acuerdo a lo que escriben todos los días, sería catastrófico para la posibilidad de que el partido morado se mantenga en el poder.

Parece que entretenidos entre consignas inventadas por abogados, perdidos entre las letras de la constitución y atrasados todavía analizando a Horacio Vasquez y su ¨prolongación¨, ese grupo no ha tenido tiempo de llegar a la historia contemporánea y analizar lo que ocurrió en los albores de nuestro proceso democrático, cuando todo un vicepresidente llamado Francisco Augusto Lora, armó un plan similar al que se plantea el grupo ¨leonelista¨ dentro del PLD, y fue arrasado por la reelección de Joaquín Balaguer.

La verdad científica en la República Dominicana, esta verdad es la que puede ser demostrada con hechos irrefutables, es que nosotros los que habitamos esta isla somos absolutamente reeleccionistas, y lo demuestran los resultados electorales de mas de 50 años de democracia, donde solo Hipolito Mejía en el 2004 y Joaquín Balaguer en el 1978, perdieron las elecciones cuando se presentaron a la reelección, y esas derrotas son explicables por situaciones muy especiales.

Es mas, tan reciente como el año 2007, cuando Leonel se planteó reelegirse y Danilo lo enfrentó en unas primarias internas que ganó el primero, uno de sus argumentos principales fue que no podía ser posible derrotar a un presidente en ejercicio dentro un partido de gobierno, como era el PLD en ese momento, y pretender que esa persona saliera a hacer campaña y ese partido ganar las elecciones.

Es decir, ahora cuando los papeles están cambiados, que Danilo es el presidente y son mas que ciertas las posibilidades de que se presente a la reelección, que Leonel se plantee derrotarlo en unas primarias y que el primero endose su popularidad a esa candidatura, si es que la gana, es un absurdo, y quien lo planteaba así era Leonel tan pronto como en el año 2007.

Entonces lo que parecería estar detrás de una cadena de absurdos y disparates, como que una constitución no  puede ser reformada cuando su mismo texto indica la forma de hacerlo o hablar de dictadura cuando las libertades publicas y la institucionalidad han avanzado mas que rápidamente en los últimos 6 años, parecería ser la justificación para hacerse las victimas y pactar con los enemigos tradicionales del partido de gobierno.

¿O puede haber algo mas incoherente e irracional, que hacerse cómplices de una sentencia del Tribunal Superior Electoral, cuestionada acremente y desde dentro por dos de los jueces de esa corte, y asumir como suyos los ataques al presidente del Senado de la República, que a su vez es secretario general del partido de gobierno, quien solo ha ejercido el derecho de fiscalización que le otorga es misma Constitución que dicen defender, para pedir una investigación de parte de la Cámara de Diputados?.

Esto ultimo es algo inaudito y tan disparatado que solo puede caber si es una pieza de un plan donde la ruptura dentro del PLD ya se asume como un hecho, porque significa que el grupo de radicales que ha acompañado a Leonel en esta etapa de su vida política han ganado tanto espacio dentro de su estado de animo que le es imposible desembarazarse de sus voceros tuiteros, muchos de ellos sin historia política o partidaria, y que no tienen idea de lo difícil que resulta ganar unas elecciones en la República Dominicana.

Como falta tan poco tiempo para que se tomen las grandes decisiones, todo lo anteriormente escrito podrá ser confirmado o negado por los hechos que ocurrirán en las próximas semanas, ahora, es una lastima que se haya tomado el camino de la confrontación, solo por aspiraciones personales o de grupo.

Porque de lo que se ha tratado es de combatir desde dentro, algo irracional y contradictorio con posiciones de épocas pasadas,  a un gobierno que no será perfecto, a fin de cuentas nada que se construya por la mano del hombre lo es, pero sin dudas presenta tan buenos resultados económicos e institucionales que para combatirlo se han saltado las vallas del propio PLD y se han colocado afuera, solo les falta oficializarlo.

últimas noticias