¿Qué pasa en EE.UU. con el proceso para eventual juicio político a Trump?

ESTADOS UNIDOS. La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el jueves una resolución que establece formalmente el proceso por el cual las comisiones continuarán llevando a cabo la investigación sobre si el presidente Donald Trump debe enfrentar un juicio político que podría resultar en su destitución.

La votación estuvo dividida en la Cámara donde son mayoría, y el resultado fue de 232 votos a favor y 196 en contra. Todos los republicanos rechazaron la resolución y sólo dos demócratas votaron por fuera de la línea de su partido.

Los demócratas, que impulsan la investigación sobre Trump, habían sido cuestionados por los republicanos, quienes han puesto en duda la legalidad de las audiencias especiales que varias comisiones han venido realizando. Expresan que no se había realizado una votación sobre los procedimientos y alcance de la investigación.

Los republicanos estaban concentrándose en cuestionar la forma y no en responder el fondo de las acusaciones contra Trump.

¿De qué se acusa a Trump? ¿Suficiente para destituirlo?

El presidente Trump es acusado por sus rivales demócratas de abusar de su cargo para buscar beneficio propio, al supuestamente presionar al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, para que abriera una investigación sobre el exvicepresidente Joe Biden, y su hijo Hunter, quien había fungido en la Junta de Directores de una empresa de gas ucraniana.

Trump, según varios testigos, retuvo ayuda militar a Ucrania, enfrentada con Rusia, con la condición de que esta sería liberada si Zelensky decía públicamente que se estaba investigando a los Biden.

¿La solicitud contiene un delito tipificado por las leyes?

La Constitución estadounidense no define con claridad qué tipo de actos se requieren para enjuiciar y destituir a un presidente.

La Constitución se refiere a si un presidente se ha visto involurado en “crimes and misdemeanors”, cuya traducción al español sería “delitos graves y faltas”, dejando cierto espacio a pedir la destitución del presidente por “faltas” que no necesariamente estén tipificadas como delitos en el código penal estadounidense.

En este caso, se habla de que el mandatario “usó su puesto de presidente para intentar obtener un beneficio personal al promover la destrucción política de un potencial rival en las elecciones del 2020.

Se habla asimismo de que Trump habría intentado ocultar sus presiones a Zelensy y de incluso haber intentado obstruir las investigaciones del caso.

Ocultar información al Congreso u obstruir la labor de investigadores sí son delitos tipificados por las leyes de Estados Unidos.

Pero mucha de la atención de los opositores demócratas se ha centrado en la posible “falta” de si Trump intentó usar su cargo para obtener un beneficio personal.

¿Quién fue el ganador de esta votación?

No hay una respuesta clara.

Los demócratas ganaron al lograr la apertura formal de la investigación, pero perdieron al fracasar en sus llamados a los congresistas republicanos a respaldar esta investigación.

Los republicanos, sin excepción, votaron en contra de la investigación, y las únicas deserciones partidarias las sufrieron los demócratas pues dos congresistas considerados de línea “conservadora” cruzaron la línea partidista y votaron junto a los republicanos en contra de la investigación.

Para Trump, haber logrado mantener en línea a todos los congresistas republicanos, fue una importante victoria pues su condena y destitución sólo puede darse con la división entre los congresistas republicanos.

¿Cuales fueron los demócratas que rompieron fila?

Los dos congresistas que votaron en contra fueron el nuevo legislador Jeff Van Drew, representante por Nueva Jersey y Collin Peterson, un experimentado representante por Minnesota, que ha servido durante 15 periodos.

Ambos se quejaron de que hasta ahora el proceso ha sido excesivamente partidista y ha exacerbado el divisionismo en el país.

¿Cuándo fue la última vez que ocurrió un proceso similiar?

El presidente Bill Clinton fue investigado y enjuiciado en el Senado en la década de los 1990 por haber mentido sobre la naturaleza de su relación con la pasante de la Casa Blanca, Mónica Lewinsky.

Clinton negó haber tenido “relaciones sexuales” con Lewinsky.

Al final, los republicanos no lograron los suficientes votos en el Congreso para destituir a Clinton.

¿Cuándo se logró destituir a un Presidente?

Antes de tiempo salió de la Casa Blanca Richard Nixon en 1973. Renunció ante la inminencia de un voto en su contra.

Nixon dejó el cargo cuando congresistas de su mismo Partido Republicano le advirtieron que no podrían seguir apoyándolo ante la evidencia de que había estado a la cabeza de una operación para secretamente grabar las conversaciones en la sede del Comite Nacional Demócrata y de luego intentar obstruir las investigaciones del Departamento Federal de Investigaciones (FBI).

¿Qué se espera ahora en este proceso contra Trump?

La investigación de Trump, que los demócratas habían iniciado ya en varias comisiones de la Cámara de Representantes con las declaraciones de varios testigos, se había realizado a puertas cerradas, lo cual había sido usado por los republicanos para denunciar lo que ellos calificaron como una “cacería de brujas” y un “montaje político” carente de transparencia.

Los demócratas deben ahora prepararse para una fase sumamente pública del caso, donde habrá cobertura televisiva para las comparecencias de los testigos que hablarán sobre si Trump abusó o no de su puesto para lograr destruir políticamente a quien podría ser su rival en las elecciones del 2020.

¿Tendrán los demócratas los votos en el Senado?

Eso dependerá del peso que tengan las evidencias que surjan durante las audiencias.

En realidad, por ahora existen muchas dudas de que el proceso llegue hasta la destitución o renuncia del presidente Trump.

Pero los demócratas dicen que los estadounidenses tienen derecho a conocer la verdad y que se debe proceder a investigar a fondo, aún si esto no resulta en la destitución del presidente.

Los republicanos afirman por su parte que esto es todo un montaje diseñado para afectar la imagen de los republicanos, a meses de las elecciones presidenciales del próximo año.

últimas noticias