Joven fallece en hospital público luego de que no le dieron de comer ni de beber en 5 días

Por:  - domingo 01 diciembre, 2019

Mark Stuart, de 22 años, pasó cinco días en agonía y murió después de una serie de negligencias del personal del sistema británico de salud pública.

Sus padres llevan cuatro años luchando por encontrar respuestas.

«Me siento culpable de no haber alzado la voz, de haberme sentado al borde la camilla y solo decirle a Mark que lo sentía», lamenta Richard Stuart, el padre de Mark.

Ya han pasado cuatro años desde que Richard y Jane Stuart dispersaron las cenizas de su hijo en su lugar favorito para nadar, el lago Windermere en Cumbria, al noroeste de Inglaterra.

Mark, al igual que su padre, era autista y muy inteligente, con la diferencia de que su obsesión por los detalles era abrumadora.

Su madre cuenta que en las vacaciones no necesitaban un GPS porque Mark era capaz de memorizar toda la red de carreteras.

De niño, Mark estaba lleno de vida. Pero su autismo empeoró en la adolescencia y le asustaba hablar con otras personas. Le consideraban un gigante por sus poco más de dos metros de estatura.

A los 22 años, edad a la que luego murió, había ganado la autoestima suficiente para hacer sus primeros amigos.

Pero esta nueva apertura social de Mark jamás llegaría a concretarse. El joven desarrolló unos problemas digestivos que le tuvieron entrando y saliendo del hospital.

Le realizaron una colostomía en su intestino (agujero) para que los deshechos salieran de su cuerpo con mayor facilidad, pero esto ocasionó más problemas porque la comida pasaba sin digerirse por completo.

Perdió mucho peso, un tercio de toda su masa corporal.

Dicho problema logró revertirse, pero entonces su intestino se bloqueó y desarrolló un dolor estomacal agonizante, acompañado por vómitos y diarrea.

Todo empeoró en una noche otoñal de 2015.

5 días ingresado

El lunes 9 de noviembre Mark ingresó en el Hospital Real de Blackburn, en Inglaterra. Llegó con un dolor severo, náuseas e hinchazón en el estómago.

Los informes médicos indicaron que estaba tan malnutrido que estaba en riesgo de sufrir un síndrome de realimentación, cuando un exceso de comida puede provocar un shock fatal.

 

 

últimas noticias