Operan de emergencia a Joaquín Sabina luego de sufrir caída en el escenario

El cantante Joaquín Sabina, que ayer se cayó del escenario del Wizink al terminar una canción, está siendo operado de urgencia en la Clínica Ruber Internacional por un hematoma intracraneal y un derrame cerebral provocado por un fuerte golpe en la cabeza (traumatismo craneoencefálico), según ha podido conocer ABC.

Parecía que todo había quedado en un susto. Pero finalmente, la caída de Joaquín Sabina ayer en el WiZink Center, en el día en que cumplía 71 años, ha sido más grave de lo que se esperaba.

El artista sufrió la caída a los cuarenta y cinco minutos de concierto. Después de que Serrat cantase «Mis amigos» y ofreciese un discurso sobre la amistad, Sabina salió al escenario y, mientras hablaba y caminaba por el mismo, se precipitó al foso de separación con el público, de unos dos metros de profundidad.

El músico fue evacuado consciente por los sanitarios, y unos minutos más tarde reapareció en silla de ruedas empujado por Serrat, para asegurar que estaba bien, pero que un golpe muy doloroso en el hombro le obligaba a irse al hospital y, por tanto, cancelar el concierto.

Por ese motivo ingresaba en la Clínica Ruber Internacional de Mirasierra donde era trasladado a planta. Allí permanecía hasta que le fue detectado el traumatismo craneoencefálico

GTRES

En principio, la última actuación de Serrat y Sabina en el WiZInk Center, dentro de su gira «No hay dos sin tres», se pospone hasta el 22 de mayo.

últimas noticias