El el policía muerto a tiros la noche de este viernes en el sector de Harlem en Manhattan, y cuyo compañero se debate entre la  y la muerte, era dominicano.

Jason Rivera, de 22 años, casado, nacido y criado en el vecindario dominicano de Inwood, en el Alto Manhattan, junto a otros dos oficiales, respondieron a un incidente doméstico entre una madre y su hijo en un apartamento del edificio 119 West de la calle 135, alrededor de las 6:30 de la tarde, en el mencionado sector.

 los oficiales llegaron, encontraron a una madre  uno de sus hijos, quienes les aseguraron que no había armas en el lugar. Ahí se enteraron de que había otro hijo en la habitación que estaba al final del pasillofacebook sharing button

Rivera junto a otro oficial se dirigieron a la habitación para hablar  el hombre y uno se quedó cuidando la mamá, pero de repente sonaron varios disparos que alcanzaron a ambos agentes  se encontraban a pocos metros de donde estaba el pistolero atrincherado.

 el sospechoso, Lawshawn McNeil, de 47 años, trató de huir, el tercer oficial que cuidaba su madre respondió los disparos alcanzándolo en la cabeza y el brazo. Falleció minutos después en el hospital.

McNeil tenía arrestos previos tanto dentro como fuera de la ciudad de Nueva York. El arma que utilizó fue una pistola que robó en Baltimore en 2017, y estaba equipada  un cargador de alta capacidad.

El alcalde de la ciudad, Eric Adams, al acudir al hospital donde estaban los agentes heridos, expresó: “Esto simplemente no fue un ataque contra tres valientes oficiales”, “fue un ataque contra NYC”. “Pido a todos los ciudadanos que se unan en la lucha contra la violencia. “Es nuestra ciudad contra los asesinos”, precisó.

En junio 2017 fue asesinada en El Bronx una policía de RD

La policía dominicana Miosotis Familia, de 48 años, también fue asesinada a tiros en junio de 2017  cumplía  su deber. Era madre de tres jóvenes.

Recibió un balazo en la cabeza en la calle 183  la avenida Morris, en el vecindario Fordham Heitghs, próximo al cuartel 46 donde prestaba servicio.

Luego, el asesino identificado como el ex convicto Alexander Bonds, con seis fichas criminales y en libertad condicional desde 2013, intercambió disparos con los agentes que fueron a socorrer a la agente, pero fue ultimado de varios balazos.