La fuerte subida de precios de la carne de cerdo en los últimos meses en Tailandia ha disparado la demanda de la carne de cocodrilo, cuyo precio se ha contenido por la reducción de las exportaciones durante la pandemia de covid-19.

“Desde que el cerdo se ha encarecido se ha puesto de moda la carne de cocodrilo, más gente viene a comprarla a nuestra granja. Hemos incrementado nuestras ventas un 70 por ciento. Pero no sabemos lo que durará”, dice a Efe Wichai Roongtaweechai, propietario de una granja de cocodrilos con unos 10.000 ejemplares a las afueras de Bangkok.