EE. UU. exige a Tesla retirar 158.000 vehículos por fallos en la pantalla táctil

Por:  - domingo 17 enero, 2021

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) pidió el miércoles a Tesla que retire 158.000 vehículosModel S y Model X por fallos en la unidad de control de medios que podrían “representar riesgos de seguridad al hacer que las pantallas táctiles no funcionen”, informaba Reuters.

Después de una investigación de seguridad en noviembre, la agencia de seguridad automotriz hizo la solicitud de manera “inusual”: a través de una carta formal a Tesla, diciendo que había concluido tentativamente que los vehículos Model S 2012-2018 y Model X 2016-2018 “contienen un defecto relacionado con la seguridad de los vehículos motorizados”.

Tesla debe responder a las acusaciones de la NHTSA antes del próximo 27 de enero y, si no está de acuerdo, debe proporcionar a la agencia “una explicación completa de su decisión”.

Según afirma Reuters, “es inusual que la agencia exija formalmente un retiro”. “Los fabricantes de automóviles suelen aceptar voluntariamente una retirada del mercado si los reguladores lo buscan en las discusiones”, añade.

La agencia dijo a la agencia internacional de noticias que buscó el retiro después de considerar “la presentación de información técnica de Tesla” y de evaluar “las afirmaciones sobre Tesla”.

La NHTSA agregó que durante la revisión de los datos, la compañía de Elon Musk confirmó que todas las unidades fallarán inevitablemente dada la capacidad de almacenamiento finita del dispositivo de memoria“. La agencia sostiene además que “otros fabricantes de automóviles han emitido numerosos retiros por problemas de seguridad similares”.

Los fallos de la pantalla táctil plantean “problemas de seguridad importantes”, entre ellos por ejemplo la pérdida de imágenes de la cámara retrovisora o de respaldo de los coches. La NHTSA señaló nueve retiradas anteriores de otros fabricantes de automóviles por problemas similares.

“Los vehículos Tesla que pierden el uso de la pantalla táctil pueden ver afectados el sistema de piloto automático de asistencia al conductor y la funcionalidad de la señal de giro debido a la posible pérdida de timbres audibles, detección del conductor y alertas asociadas con estas funciones del vehículo”, dice la NHTSA. La pérdida de alertas vinculadas a sistemas como el piloto automático “aumenta el riesgo de que ocurra un accidente porque los conductores pueden no ser conscientes de los fallos del sistema”.

Asimismo, estos errores de la pantalla táctil hacen que los conductores no puedan usar los sistemas de desempañado y descongelación del parabrisas que “pueden disminuir la visibilidad del conductor en condiciones climáticas adversas, aumentando el riesgo de choque”.

La NHTSA señaló que “Tesla ha implementado varias actualizaciones inalámbricas en un intento de mitigar algunos de los problemas”, pero que “tentativamente cree que estas actualizaciones son de procedimiento y sustancialmente insuficientes”.

Según la ley, “los fabricantes de vehículos están obligados a realizar retiradas del mercado para remediar defectos relacionados con la seguridad”.

La NHTSA dijo en noviembre que revisó 12.523 reclamos y quejas sobre el problema, lo que afectaría aproximadamente al 8% de los vehículos bajo investigación. Muchas quejas dicen que “Tesla requiere que los propietarios paguen para reemplazar la unidad una vez que expiren las garantías”.

últimas noticias