El 23 de septiembre es una fecha marcada en rojo en el calendario de Julio Iglesias ya que es el día en el que nació. El artista inicia una nueva vuelta al Sol al cumplir 79 años, una edad que alcanza con numerosos proyectos en el horizonte y dispuesto a seguir ampliando su vida de leyenda.

A lo largo de su carrera, que lo ha convertido en el español más internacional, ha vendido más de 300 millones de discos y cantando en 14 idiomas, pero su deseo de cumpleaños es que esos números crezcan y seguir batiendo récords. El propio artista, que se dio a conocer en el Festival de Benidorm de 1968, aseguraba hace justo un mes que quiere «volver a entrar al estudio y seguir haciendo caminos para cantar con las mismas ganas de siempre».

Julio Iglesias vive desde hace tiempo alejado del foco mediático en su paraíso de Punta Cana, rodeado de la numerosa familia que ha formado junto a Miranda Rijnsburger y también muy cerca de sus tres hijos mayores, nacidos durante su matrimonio con Isabel Preysler. Son contadas las apariciones públicas que ha hecho. Durante esta ausencia mucho se ha hablado acerca de su estado de salud, pero ha sido el propio artista quien ha querido aclarar cómo se encuentra realmente. «Han dicho que estoy muerto, han dicho que estoy en una silla de ruedas, han dicho que tengo alzheimer, con todo el respeto que tengo a las gentes que sufren con esos problemas, la vida me sigue llenando de privilegios, estoy perfectamente bien», decía semanas atrás junto a un meme viral que demostraba, además, que su sentido del humor es único.

El intérprete de temas tan emblemáticos como De niña a mujer, Hey, Me olvidé de vivir o Soy un truhán, soy un señor nunca ha negado que las secuelas del accidente de coche que sufrió en 1965 se van acrecentando con el paso del tiempo. Aquel impacto le causó importantes lesiones en la espalda y estuvo dos años recuperándose. Ahora sigue doliéndole la espalda y ha sufrido sustos como una caída en su casa de República Dominicana en la que estuvo a punto de romperse la pierna derecha y el tobillo izquierdo, pero continúa imparable. A Julio no hay nada que le frene y su amor por la música es la mejor medicina. De hecho, suele decir que en el escenario es donde vive y cuando no está sobre las tablas sobrevive.

El éxito también personal

El cantante madrileño de raíces gallegas tiene muchos motivos por los que brindar más allá de sus 79 años, a los que llega con mucha ilusión por todo lo que está por venir. De hecho, ya ha avanzado que no descarta escribir sus propias memorias porque está convencido de que «la vida de uno mismo nadie la conoce mejor que uno mismo». Además de ser uno de los artistas más queridos y admirados de todo el mundo, disfruta de la felicidad de tener una gran familia que está unida y le apoya incondicionalmente. Lleva más de tres décadas de amor con Miranda, doce de esos años como matrimonio, y se siente orgulloso de que sus ocho hijos (Chabeli, Julio Jr, Enrique, Miguel, Rodrigo, Victoria, Cristina y Guillermo) hayan elegido con libertad sus propios caminos personales y profesionales para ser felices.

–-

Con información de Hola.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *