Los restos humanos encontrados esparcidos en maletas dentro de un apartamento en Brooklyn (NYC) al parecer pertenecían a la joven de 21 años que vivía allí, era víctima de su novio violento y llevaba días sin ser vista, según sus vecinos.

Al parecer la víctima no identificada era golpeada regularmente por un novio y estaba planeando escapar de esa tormentosa relación en el momento del espantoso crimen, dijo al Daily News Stephanie Harris, amiga y vecina.

Las partes de un cuerpo humano fueron halladas dentro de numerosas maletas en un apartamento del 6to piso en 315 Linwood St., vecindario Cypress Hills, la tarde del miércoles, después de que los vecinos se quejaran de un mal olor.

Se encontró “una gran cantidad de sangre” y un cuchillo de carnicero cerca de la víctima, que no ha sido identificada por NYPD mientras esperan los resultados de la autopsia para determinar cómo y cuándo murió.

Harris dijo que la última vez que vio a su amiga fue el sábado y contó una letanía de abusos infligidos a la víctima por su novio ahora buscado por la policía. “Él le rompió las costillas, las piernas, hace un par de meses. Regresó, iba con muletas. Y rompió su apartamento, rompió los televisores de su apartamento. Y le dije: ‘Escucha, no quiero verte en las noticias’.

En otra ocasión, la mujer pequeña y esbelta, de apenas 5 pies de estatura, fue golpeada públicamente en el pasillo de un edificio, recordó Harris. Al parecer había estado con su novio durante cuatro años, es decir, desde que era menor de edad.

Los guardias de seguridad ingresaron al apartamento el miércoles y “vieron sangre por todas partes” después de que un hombre que se cree es el novio de la víctima inicialmente se negó a dejarlos entrar para un chequeo de bienestar, dijo el jefe de detectives de la policía de Nueva York, James Essig.

Fuentes policiales indicaron que el novio, que llevaba una bolsa de lona, ​​desapareció con un amigo del edificio momentos antes de que se descubriera el cuerpo mutilado. Esos sospechosos no han sido identificados ni se ha realizado ningún arresto por este brutal homicidio.

Harris dijo que sólo la llegada del “súper” frustró el plan del asesino de escapar de la escena del crimen. “Pensó que iba a salirse con la suya, metiéndola en la maleta y deshaciéndose de ella”, afirmó. “Si nunca hubieran hecho el chequeo de bienestar, probablemente habría salido de ese edificio con las maletas”.

Otro vecino recordó haber visto el mes pasado un rastro de sangre que iba desde el apartamento de la víctima hasta el ascensor.

Un portavoz de NYPD dijo ayer que no estaba claro si habían respondido a incidentes en ese apartamento antes del miércoles. La mujer tenía una orden de protección presentada contra el novio, prohibiéndole estar en su apartamento, según una fuente policial, pero Essig se negó a teorizar sobre el motivo del asesinato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *